jueves, 9 de junio de 2011

Gráficas de Esperanza!!



Esperanza Contra Esperanza!

” El ( Abraham) creyó en esperanza contra esperanza  ” ( Romanos 4 : 18  )

No hay palabras para describir el momento cuando se termina la esperanza, porque ella se ha mantenido viva, confiando en Dios, esperando, confesando, defendiendo la fe, guardando el testimonio, ofreciendo el holocausto, pero el fuego de la prueba, en lugar de menguar, más caliente se vuelve cada día; en lugar de asomarse el sol, mas oscura se convierte la noche; el desierto está más árido, las fuentes de las aguas se secan, los manantiales desaparecen, la hierba se vuelve polvo y la lengua se pega al paladar.

Cuando la esperanza se termina, ya los mismos ojos dejan de buscar a Dios, porque lo han buscado por todas partes y no lo han visto; la tristeza penetra hasta el fondo de los huesos; el desaliento abraza más fuerte que nunca y el desamparo esta mas presente.

Es en ese momento, cuando la esperanza se pierde, que debemos luchar para que en nuestra alma, ya casi muerta, nazca una nueva esperanza, y esto lo debemos basar, al pensar de todo corazón que para aprender una gran fe, debemos perseverar en inmensas pruebas, y a pesar de que todo ha fallado, debemos continuar confiando en Dios, quien desea mostrarte cuán grande es El, y todo el poder que tiene para levantarte y cambiar el panorama de tu vida en forma total.

En todo ese proceso de dolor y de la gran inseguridad que la prueba ha dejado en tu corazón, Dios ha estado obrando algo grande para ti, pero te ha preparado con anticipación, de tal forma que el galardón que viene en camino para ti, sea muy bien administrado, generando alegría en tu vida y en tus familiares, y sobretodo, siendo un testigo poderoso de los mejores milagros de Dios, en la vida de los que han llevado una vida temerosa, y creyendo en esperanza contra esperanza.

Oración:
Amado Dios, te suplicamos que bendigas a tus hijos que están en angustias debido a que su esperanza está muriendo.

Ayúdalos y que tu Santo Espíritu los fortalezca para  que una nueva esperanza venga a sus vidas, y puedan esperar ese día glorioso que les tienes preparados.
En el nombre de Cristo Jesús, Amen y Amen.

Por : José Luis González