miércoles, 8 de junio de 2011

Promesas de la Biblia, Versiculos Biblicos de Consuelo y Esperanza.

Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio
potestad de ser hechos hijos de Dios.
(Juan 1:12)

Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito,
para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.
Porque no envió Dios a su hijo al mundo para condenar al mundo, sino para
que el mundo sea salvo por él.
(Juan 3:16-17)

Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que
tú no conoces.
(Jeremías 33:3)
No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia
. (Isaías 41:10)

Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante
de Dios, en toda oración y ruego, con acción de gracias.
Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento humano, guardará
vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.
(Filipenses 4:6-7)

Porque no nos ha dado Dios, espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y
de dominio propio.
(2 Timoteo 1:7)

...y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres
. (Juan 8.32)

Si tú de mañana buscares a Dios,
Y rogares al Todopoderoso;
Si fueres limpio y recto,
Ciertamente luego se despertará por ti,
Y hará próspera morada de tu justicia.
Y aunque tu principio haya sido pequeño.
Tu postrer estado será muy grande.
(Job 8:5-7)

Y Jehová va delante de ti; él estará contigo, no te dejará ni desamparará; no
temas ni te intimides.
(Deuteronomio 31:8)

Jehová te pastoreará siempre, y en las sequías saciará tu alma, y dará vigor a tus
huesos; y será como hurto de riego, y como manantial de aguas, cuyas aguas
nunca faltan.
(Isaías 58.11)

Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados,
ni potestades, ni lo presente ni lo por venir,
ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor
de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro.
(Romanos 8:38-39)

Tú, que me has hecho ver muchas angustias y males, volverás a darme vida, y de
nuevo me levantarás de los abismos de la tierra.
(Salmo 70:20)

Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo tú y tu casa.
(Hechos 16:31)

3 comentarios: